Muerte del lesionado antes de recibir la indemnización derivada de accidente de circulación: la nueva solución española del «daño inmediato