La justicia civil: opción residual o alternativa posible?