La eteridad del precio en la compraventa